BOINA NEGRA

BOINA NEGRA

BRIGADA PARACAIDISTA


La revista «BOINA NEGRA» se funda el 29 de julio de 1959 y publica su primer número en marzo de 1960 con una intención que queda resumida en su primer editorial:

«…..Pretendemos sin grandilocuencia ni precisión académica, crear un lazo de unión entre los que vistieron nuestro uniforme durante unos años imborrables de su vida»;.

«…..Queremos crear un vínculo entre nuestras unidades destacadas»

«…..Por eso esta revista es vuestra, de todos los paracaidistas; de los que ya se fueron, de aquellos que vendrán, de los que, aunque alejados, se sienten con nosotros»

Es en el día de hoy, cuando la Bandera «Ortiz de Zárate» ha efectuado su traslado a Murcia y las Asociaciones de Veteranos representan a todos los «Paracaidistas» a lo largo y ancho del país, la idea de vínculo cobra una mayor importancia.

Esa es la finalidad de Boina Negra, una revista hecha para y por los Paracaidistas en activo o veteranos, para los amigos y admiradores de esta Gran Unidad, LA BRIGADA PARACAIDISTA.

Animate y suscribete a la Revista BOINA NEGRA, son solo 7,31€ al año y si resides en Canarias, Ceuta o Melilla, aun mas barato 6,93€. Descargar Boletin de Suscripcion

FUNDACIÓN Y PRIMEROS AÑOS

(1954-1956)El año 1953 el Ministro del Ejército, General D. Agustín Muñoz Grandes, comenzó una reorganización del Ejército de Tierra que suponía la adaptación de éste a los tiempos, consecuencia de las nuevas relaciones internacionales españolas y a la alianza militar con los Estados Unidos.Se le encomienda la misión al ilustrísimo señor comandante don Tomás Pallás Sierra, que junto a 8 oficiales, 12 suboficiales y 149 de tropa formarán el primer curso de paracaidista, nace la I Bandera Paracaidista y recibe el nombre de «Roger de Flor», en memoria del famoso caudillo almogávar al servicio de la Corona de Aragón durante el siglo XV.Después de varias semanas de entrenamiento, el 23 de febrero de 1954 se realiza el primer salto en paracaídas del Ejército de Tierra, desde aviones Junker y Savoia y se utilizan paracaídas modelo T-6. El día 16 de marzo finaliza el curso y el 18 se reciben los preciados «roquisquis» en un acto presidido por capitán general de la III Región Militar.Durante los primeros meses de vida de la Bandera Paracaidista su uniformidad no fue muy estricta, cada uno, tanto los Mandos como la Tropa, vestían los uniformes del Arma o Cuerpo de procedencia, siendo inmensamente mayoritarios los procedentes de La Legión. Para los ejercicios y los imprescindibles saltos, le fueron entregadas prendas del Ejército de Aire: gorras de visera blusones y otras.El 28 de abril de 1955 sufre La Bandera su primera baja en acción paracaidista, durante un lanzamiento de instrucción en la zona del Zulema – Alcalá de Henares- el CLP D. Antonio Ortiz Pérez, de la Primera Bandera, 2ª Compañía, queda enganchado en el patín de cola del avión de transporte, Junker – 52, resultando muerto al precipitarse al vacío con el paracaídas destrozado.

En 1955, vistos los excelentes resultados obtenidos por La Bandera en ejercicios y maniobras, ya en vías de organización la II Bandera, se decide la creación de la AGRUPACIÓN DE BANDERAS PARACAIDISTA DEL EJERCITO DE TIERRA.

Para el mando de esta Agrupación fue designado el Tcol. de Infantería D Ignacio Crespo del Castillo. Para el mando de la II Bandera, se designa, al comandante. D. Ramón Soraluce Goñi; Al frente de la I Bandera continúa el Cte. Pallás.

También este año vio la primera participación de los paracaidistas en La Semana Santa de Alcalá de Henares, Málaga y Álora.

1957-1958En abril de 1956, debido a la inestabilidad del territorio de Ifni, invadido y recorrido por “bandas incontroladas” se considera necesario reforzar el territorio. El Mando decide que se traslade a Ifni La I Bandera, como así se hace de inmediato, pero curiosamente no por avión, sino en camiones hasta Cádiz, y desde allí a Puerto del Rosario, en Las Islas Canarias. El 9 de julio la I Bandera, al completo de sus efectivos, es enviada a Sidi-Ifni, en donde desembarca el 25 de julio. En enero de 1957 es relevada por la II Bandera. La paz inestable que reinaba en la zona dio paso a los primeros problemas militares con las bandas armadas y fuerzas irregulares del territorio.

El 8 de mayo, se estrella y se incendia el avión Junker – 52 que transportaba una patrulla de salto de la II Bandera, mueren el Tte. De la 9ª Cia D. José Cañada Armengol; El Cabo 1º D. Juan Vargas Muñoz; los CLP. D. Carlos Ramos Suárez de Urbina, D. José Benítez García, D. Luís Cabo Hidalgo, D. Manuel Tabares Vargas, D. José Gómez Pazos, y CLP de la 6ª Cia D. José Cuesta Manzano.

El Cabo1º D. Ángel Canales López obtiene la Medalla Militar Individual por su heroico comportamiento y arrojo en el salvamento de los supervivientes en el avión siniestrado; el Tte. de la 10ª Cia D. José Sáez de Sagaseta es premiado con la Cruz de Guerra por su notable actuación. Son las primeras bajas en África y también las primeras condecoraciones.

El 16 de agosto se produce el bautismo de fuego de las fuerzas paracaidistas en Tiuisit-Igurramen. Resultado de este bautismo es el primer herido en combate el CLP de la 7ª Cia D. Vicente Vila Pla.

Entretanto los incidentes y escaramuzas con las “ bandas incontroladas “ se irían sucediendo y darían lugar a la alerta de la II Bandera, en la madrugada del 23 de noviembre. Ante la desesperada situación del puesto de Z´Telata se determina reforzarla con una sección de la 7ª Cia al mando del teniente Don Antonio Ortiz de Zárate y Movellán. A esta orden contestaría con la frase ya famosa el Tte. Ortiz de Zarate antes de partir para cumplir la misión: “ Entraremos en Z´Telata, o en el cielo”. La sección motorizada es cercada por el enemigo y comienza un feroz combate el día 24 para la toma de una cota a tres kilómetros de Z´Telata, debido a la imposibilidad de continuar hacia el puesto, cae en la toma el Cabo 1º D. José Civera Comeche y el CLP de 1ª D. Ramón Aguirre Ejidua y el CLP D. Manuel Rodríguez Matamoros. El día 26 la sección del Tte. Ortiz de Zarate recibe fuego intenso de armas automáticas, unos cien enemigos intentan el asalto a la posición, siendo rechazados y causándoles unas 40 bajas. Durante el asalto son muertos el Tte. Ortiz de Zárate y el CLP D. Vicente Vila Pla, haciéndose cargo de la sección el Sargento D. Juan Moncada Pujol, que supo mantener la posición hasta la llega de refuerzos a cargo del Grupo de Tiradores de Ifni N º 1, el 2 de diciembre. Han transcurrido diez insufribles días de penalidades e incertidumbre. La Sección ha tenido 5 muertos y 14 heridos graves. Al Tte. Ortiz de Zarate y al Sargento Moncada les fue concedida la Medalla Militar Individual, el resto de la Sección la Medalla Militar Colectiva.Durante los días de asedio a la sección del Tte. Ortiz de Zarate, se inicia la “Operación Pañuelo” el día 29 de noviembre se refuerza el destacamento de Tiliuin tras un audaz lanzamiento en paracaídas a 200 metros y en una zona rodeada de enemigos a cargo del Capitán de la 7ª Cia D. Juan Sánchez Duque sin ninguna baja. Se había realizado el primer “Salto de Guerra“.

La I Bandera “acude al fuego”, y a primeros de diciembre se encuentra en el Territorio de Ifni la totalidad de la Agrupación de Banderas Paracaidista. La presencia, en primera línea de los paracaidistas fue siempre constante desde los primeros momentos de la guerra. Primero en las operaciones “Netol“ y “Gento“ para la liberación de todos los puestos sitiados. Posteriormente, en enero del 58, en la operación “Diana” formando la I Bandera en la “ Agrupación Sur “, y ya en febrero, en las operaciones “Siroco“ y “Pegaso“, con las que se limpia el territorio de Ifni de las bandas “incontroladas“, con la Operación Pegaso se produce el segundo salto de combate a cargo del Capitán de la 1ª Cia. D. Prudencio Pedrosa Sobral.El bautismo de fuego de la agrupación le ha costado 37 muertos (4 oficiales y 33 clases de tropa) y 70 heridos (9 oficiales, 1 suboficial y 60 clases de tropa).

El año 1958 trascurrirá en acciones de limpieza de las bandas infiltradas, escolta de convoyes y puestos avanzados para evitar nuevas filtraciones. El 24 de abril, la II Bandera regresa a Alcalá de Henares. El 4 de diciembre toma el mando de la agrupación el Tcol D. José García Manuel. Fragmento de la carta enviada al teniente coronel Crespo del Castillo el 16 de diciembre de 1957 por el gobernador general del África Occidental Española, General Zamalloa.«Nunca una nueva Unidad ha abierto tan brillantemente su historial de guerra como esa, hasta hace poco bisoña Agrupación de Paracaidistas, y si hacemos honor al espíritu combativo, a la magnífica preparación física puesta de manifiesto siempre que hubo que hacer un supremo esfuerzo, y el valor ya reconocido y altamente acreditado en todas las operaciones en que ha tomado parte la Agrupación, bien podemos decir que el espíritu heroico de la gloriosa Legión y el arrojo y coraje de nuestros infantes ha reencarnado brillantemente en esos nuevos y heroicos legionarios paracaidistas.”
El desembarco aéreo sobre el sitiado fuerte de Tiliuin (Ifni), es la primera acción paracaidista española ante un enemigo real. Situado a 60 kilómetros de la capital del territorio (Sidi-Ifni) y debido a lo complicado de la orografía para desarrollar una operación por tierra, el Mando decide emplear a las «jóvenes fuerzas paracaidistas», comienza la » Operación Pañuelo «. El enemigo que actuaba en la zona, los rebeldes del autodenominado ejército de liberación, tiene unos efectivos entre 2000 y 2500 hombres dispersos en diferentes partidas.

Desde las primeras horas del 23 de noviembre de 1957, el fuerte de Tiliuin sufre los continuos ataques de las partidas rebeldes, la frontera del Marruecos francés la tienen muy próxima, en el río Asaca y nuestra aviación respetuosa con las leyes internacionales, no la cruza, sirviéndoles esta zona de santuario.

La decisión para la operación paracaidista se toma a las 22,00 horas del día 28 de noviembre de 1957 y se realizará en las primeras horas del día 29. La finalidad es realizar un desembarco aéreo con fuerzas paracaidistas en la zona del aeródromo de Tiliuin para establecer contacto con la guarnición del fuerte y reforzarlo, dando tiempo a la llegada de la Agrupación Táctica terrestre, efectuar la evacuación del personal y la posterior destrucción del fuerte.

La misión se le asigna a la 7ª Compañía paracaidista, disminuida en una sección (la del Tte. Ortiz de Zárate) en aquellos días cercada en las proximidades del Zoco de Tzelata. Se designan para la operación cinco aviones Junker 52 y el apoyo aéreo directo a cargo de cinco Heinkel 111. El desembarco aéreo se efectuará en dos rotaciones, la primera formada por cinco patrullas de 15 hombres al mando del capitán Sánchez Duque, la segunda con los abastecimientos, morteros y municiones. Tanto el lanzamiento como los apoyos de fuego aéreo debían de ser operaciones precisas. A las diez horas dieciséis minutos despega el primer Heinkel, el resto a intervalos de cuatro minutos, cada avión lleva una misión de bombardeo concreto, sobre Intlan, Agadir, Morabtien, Sidi El Ahsen y todas las casas que circundan el norte, oeste y sur del fuerte. A continuación, comienza el lanzamiento paracaidista, bajo el apoyo de las ametralladoras de los Heinkel, los paracaidistas llegan al suelo casi todos en sus puntos previstos. Se recibe fuego enemigo de ametralladora, de la zona de Agadir, la patrulla donde salta el capitán Sánchez Duque es la más próxima a esta zona, el enemigo piensa que las intenciones de estos paracaidistas son las de envolver Intlan y Agadir por lo que varía su despliegue hacia el este y sur. Al final los paracaidistas consiguen reagruparse y entran en el fuerte sin haber sufrido una sola baja. Durante los días siguientes los rebeldes atacan el fuerte con morteros y fusilería, hasta que el día 3 de diciembre a las 22,00 horas se establece contacto con las fuerzas de la Legión. El día 4 de diciembre con todos los objetivos cumplidos se arría la bandera nacional; en las horas siguientes se procede a la voladura del fuerte, regresando la Unidad a Sidi-Ifni. Así finalizó el primer salto de guerra de las Unidades Paracaidistas del Ejército de Tierra.
Enmarcado en la operación “Pegaso” se desarrolló el segundo salto de guerra de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra en las inmediaciones de la localidad de Erkunt, el 19 de febrero de 1958. Rumbo a Erkunt los planes del mando pretendían, con una serie de lanzamientos paracaidistas al norte del territorio (Agrupación “C”), asegurar la libre disposición de la carretera costera que unía el territorio de norte a sur. Una vez logrado este objetivo las unidades debían replegarse a Sidi-Ifni.

Además de los lanzamientos paracaidistas se dispuso una agrupación (Agrupación “M”) por tierra compuesta por la II Bandera Paracaidista y la VI de La Legión que avanzarían por las cumbres dominantes de la vía de comunicación costera. El avance de esta columna estuvo obstaculizado por el fuego enemigo obligando a tomar al asalto algunas de las cotas que dominaban el itinerario causando los intensos enfrentamientos un número de bajas considerable entre las fuerzas de La Legión y los paracaidistas. Ante la resistencia de las bandas de liberación el mando, con la certeza de que la única posibilidad de sorprender al enemigo era envolver su retaguardia, ordenó el embarque de las fuerzas de la 1ª Compañía al mando del Cap. Pedrosa junto a una sección de ametralladoras de la 5ª Cía. Al mando del Tte. Antón Ordóñez. El salto se realizó en la D/Z de Erkunt, la más cercana a Sidi-Ifni de las previstas en la operación. Al llegar a la zona de lanzamiento saltó el Cap. Pedrosa como primero de la patrulla seguido por el resto de su compañía, siendo un éxito el salto sin que hubiera que lamentar ningún incidente, alcanzando los objetivos previstos y causando la retirada total del enemigo.
La III Bandera de Paracaidistas se crea en 1960 sobre la base de 230 paracaidistas de la Primer Bandera (1ª y 2ª Cías), es bautizada con el nombre de » Ortiz de Zárate «, en memoria del teniente de la 6ª Compañía muerto en Ifni ,toma el escudo del apellido familiar. Su primer jefe fue el comandante don Manuel Echánove Goñi.

En 1960, dependiente de la III.ª Bandera, se crea, al mando del Capitán Calvo Fernández, la Compañía de Instrucción. Esta Unidad ha sido la base de la creación en febrero de 1961 de la Unidad de Depósito e Instrucción, posteriormente Batallón de Instrucción Paracaidista (1971) hasta su disolución el 31 de diciembre de 2002.
En Marzo de 1961 un grupo de técnicos civiles dedicados a las prospecciones petrolíferas en la provincia del Sahara, es secuestrado por bandas descontroladas, comienza «el conflicto de los petrolitos».

Se traslada la II Bandera hasta la ciudad de Smara, mientras se toman posiciones y se organiza su actuación es trasladada la I Bandera hasta El Aaiún. Las dos unidades paracaidistas colaboran con La Legión y Las Tropas Nómadas con una presencia ágil, discontinua y disuasoria que hacen que el territorio recupere su normalidad, finalizada esta etapa las tres Banderas sufrirán rotaciones continuas entre la Península, Canarias y el Sahara. En 1975 durante los incidentes que desembocaron en la descolonización, por parte de España, de los territorios del Sahara y que finalizaron con la llamada «Marcha Verde «, el 2 de agosto, es atacado el puesto de Hausa, guarnecido por una unidad de la III BPAC, resultando muerto el Cabo 1º Ibarz Catalá.
El 14 de febrero de 1968 se concede a la Unidad la Enseña Nacional, que será entregada el 2 de mayo del mismo año por el alcalde de Alcalá de Henares en un solemne acto que contó con la presencia de los Príncipes de España, actuando como madrina del acto la madre del teniente Ortiz de Zárate.

En el año 1971 se crea el Batallón de Instrucción Paracaidista en el campamento de Santa Bárbara, Javalí Nuevo ( Murcia), que hereda y amplia los cometidos de la Unidad de Depósito e Instrucción con la finalidad de descargar a la Brigada de las misiones no operativas. El BIP hasta su disolución en 31 de diciembre de 2002, fue la verdadera escuela donde se forjaron los aspirantes a Caballero Legionario Paracaidista del Ejército de Tierra. A principios de 1965 se dispone que las Banderas sean mandadas por Tenientes Coroneles en vez de Comandantes como hasta ahora, Los primeros serán: Pascual Galmes para la I Bandera, Blanco Blanco para la II Bandera y Echanove para la III Bandera. Es en febrero de 1965 cuando se organiza la Brigada Paracaidista del Ejército de Tierra nombrándose para el mando al General D. Julio Coloma Gallegos. Toma como base y núcleo fundamental las tres Banderas ya existentes, integra en ellas elementos de todas las armas combatientes, así como Órganos de los Servicios, que garantizan un apoyo logístico autónomo.
  • Unidad del Cuartel General.
  • I Bandera Paracaidista «Roger de Flor»
  • II Bandera Paracaidista “Roger de Lauria”
  • III Bandera Paracaidista “Ortiz de Zárate”
  • Compañía Cazacarros.
  • Grupo de Artillería.
  • Batallón Mixto de Ingenieros.
  • Grupo Logístico.
  • Mayoría Centralizada.
  • Unidad de Depósito e Instrucción.
El ingreso de España en la OTAN inicia un programa de desarrollo y modernización de nuestras Fuerzas Armadas y de asunción de los compromisos internacionales de seguridad y defensa. A partir de 1988 soldados españoles abren el preámbulo de estas participaciones en misiones internacionales al formar parte de diferentes equipos de observación de la Organización de Naciones Unidas en África, concretamente en Angola, dentro de la misión UNAVEM.

A partir de aquí se ha empezado a escribir un libro que cada vez posee más páginas y cuyo primer capítulo se abrió con el envío de la Bandera “Roger de Flor” al Kurdistán iraquí en 1991. Era la primera vez que una unidad militar española es enviada fuera del Territorio Nacional. A partir de este momento personal y unidades de la BRIPAC han participado en prácticamente todas las misiones que las Fuerzas Armadas españolas han desarrollado en el exterior, formando unidades militares en: Ex-Yugoslavia, Kosovo, Mozambique, Irak, Afganistán, Paquistán, Líbano y Mali. Componentes individuales en misiones de Observación: en UNAVEM (Angola), ONUSAL (El Salvador), ECCM (ExYugoslavia) y un largo etc de misiones que han tenido un precedente casi desconocido en la MISIÓN SANITARIA ESPAÑOLA EN VIETNAM DEL SUR que con diferentes rotaciones desplegó en dicho país entre 1966 y 1971. El objetivo de esta era prestar asistencia sanitaria en el hospital de Go-Cong, localidad situada en el delta del río Mekong. Durante las diferentes rotaciones participó personal sanitario y un capitán de intendencia (oficial de enlace y administrador de la misión) destinado en la BRIPAC.

En 1991 la I Bandera Paracaidista reforzada por la 7.ª Compañía de la Segunda Bandera, elementos del Grupo Logístico, Grupo de Lanzamiento secciones de zapadores y trasmisiones del extinto Batallón Mixto de Ingenieros Paracaidistas, junto a otras unidades de nuestro Ejército, participa en la operación Alfa-Kilo (Provide Comfort) auspiciada por la ONU en ayuda al pueblo kurdo, en la denominada Agrupación Táctica (AGT) “Alcalá”. En 1992 una Unidad de Apoyo Logístico (UAL) y una unidad de ingenieros participan como apoyo a la AGT “Málaga”, en la antigua Yugoslavia. Personal zapador de esta unidad participa así mismo en apoyo de la AGT “Canarias”, el año 1993, en el mismo territorio de Bosnia i Herzegovina (BiH), dejando en el cumplimiento de la misión la vida de un sargento y tres caballeros legionarios paracaidistas. En 1993, la AGT “Madrid”, creada sobre la base de la BRIPAC permanecerá en Bosnia i Herzegovina, bajo el auspicio de Naciones Unidas durante siete meses, como consecuencia de los enfrentamientos étnicos entre los distintos pueblos que habitan en la provincia de la antigua Yugoslavia. La Brigada vuelve a BiH en mayo de 1996 formando el grueso de SPABRI II, bajo mandato de la OTAN formando parte de IFOR (Fuerza de Implementación de Paz), contribuyendo al esfuerzo para conseguir la paz en estas tierras balcánicas. Permaneciendo en ZO hasta diciembre de ese mismo año. En 1999, durante los meses de abril y agosto, la Brigada realiza una nueva misión en BiH formando SPABRI X. En el transcurso de la misión falleció el sargento Cabrejas Gil. En el año 2000, la III Bandera Paracaidista y la UZAPAC VI formó el grueso de KSPABAT II y KUING II, en Kosovo, formando parte de la Brigada Multinacional liderada por Italia. De septiembre de 2.001 a marzo de 2.002 la II BPAC y UZAPAC formaron el grueso de la Agrupación KSPAGT VI en Kosovo. El año 2003, la I BPAC se traslada al territorio de Bosnia i Herzegovina encuadrada en la SPAGT XX, desplegándose en Mostar, permaneciendo de misión entre los meses de mayo y noviembre de este año. Afganistán ha sido el protagonista de importantes páginas de la historia de la BRIPAC, desde que en 2004 la III Bandera (ASPFOR-IX), encuadrada en ISAF, recibiese la misión de protección del personal civil y las instalaciones, durante las elecciones en aquel país, desplegados en la zona de Mazar e Sharif. La BRIPAC regresa a Afganistán, ya en la provincia de responsabilidad española de Badghis, en 2006, 2007, 2008, 2010 y 2012. Durante sus diferentes despliegues en este país, las acciones realizadas por los paracaidistas han sido premiadas con la concesión de 14 cruces al Mérito Militar con distintivo rojo (tres de ellas a título póstumo), 4 cruces al Mérito Militar con distintivo Amarillo y 30 cruces al Mérito Militar con distintivo azul, además de numerosas citaciones como distinguido en la Orden General y múltiples concesiones de Valor reconocido.

En este territorio también se han dejado la vida en el cumplimiento del deber 4 paracaidistas: los CLP. Jorge Arnaldo Hernández Seminario (ASPFOR XIV), Stanley Ángelo Mera Vera y Germán Luis Pérez Burgos (ASPFOR XVII); fallecidos en diferentes ataques contras nuestras fuerzas. Además, en 2012 durante su despliegue como integrante del equipo de mentorización y enlace (OMLT CG 3/207 IV) fallece, por causas naturales el suboficial mayor Juan Medina Álvarez. En 2007 la BRIPAC lidera el contingente español para el Líbano, Libre Hidalgo II, para hacer cumplir los acuerdos de NN.UU. Durante este despliegue, nuestras fuerzas sufren, el 24 de junio, un ataque con una furgoneta bomba que acaba con la vida de seis de nuestros paracaidistas. A esta misión se regresa en 2010, dentro del Contingente Libre Hidalgo XI. Finalmente, entre julio y diciembre de 2013 la BRIPAC ha participado en la Misión de Entrenamiento de la Unión Europea en Malí.
La Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas, más conocida como Brigada Paracaidista o BRIPAC, es una Gran Unidad constituida adiestrada y equipada para ser empleada como tal de acuerdo con la doctrina específica terrestre. Constituye, junto con el resto de brigadas de la Fuerza Terrestre, uno de los elementos fundamentales para la proyección de fuerzas, pudiendo ser proyectada como tal o servir de marco para la constitución de agrupamientos tácticos. Su carácter y su especialidad dan flexibilidad al empleo de la Fuerza en todo el espectro del conflicto.

La BRIPAC se articula en un Cuartel General y pequeñas unidades de combate, apoyo al combate y apoyo logístico al combate. Esas pequeñas unidades de combate son:

El Cuartel General, además de las funciones que le corresponden en relación con el mando, empleo y preparación de la Brigada, constituye una organización apta para ser utilizada en la estructura de mando operativo que en cada momento se precise. Debidamente reforzado, puede constituir el elemento de mando de una organización operativa de nivel Brigada de carácter nacional o multinacional.Para alcanzar estas misiones, la BRIPAC desarrolla un amplio y exigente programa de instrucción que le permiten desplegar las siguientes capacidades:
  • Alta disponibilidad: Las BRIPAC mantiene permanentemente disponibles dos Grupos Tácticos (GT).
  • Despliegue rápido: Preparar en 72 horas un GT. para ser desplegado en cualquier lugar del mundo.
  • Operaciones Conjunto-Combinadas: El trabajo diario de la BRIPAC le da la capacidad de planificar y ejecutar este tipo de operaciones.
  • Operaciones de envolvimiento vertical: Operaciones paracaidistas, aerotransportadas y de asalto aéreo.
  •  Inserción de unidades a través de lanzamientos paracaidistas a gran altura con empleo de Oxigeno (HALO-HAHO).
  • Operaciones en terreno urbanizado.
  • Operaciones de evacuación de no combatientes (NEO).
  • Operaciones de ayuda humanitaria y mantenimiento de paz


Esas capacidades se alcanzan en base a un programa de instrucción y adiestramiento que se desarrolla a través múltiples ejercicio y cursos como pueden ser:Cursos:
  • Conductor de vehículos ligeros y pesados (carnet A1, B, BTP, C, y E).
  • Operador de radioteléfono de campaña.
  • Tirador de precisión.
  • Tirador de sistemas de armas (ametralladores, lanzagranadas LAG-40, tirador de misiles contracarro «TOW» y «Spike» y apuntador-tirador de misil antiaéreo «Mistral», etc).
  • Básico y especializado en plegado de paracaídas de personal.
  • Básico y especializado en preparación de cargas ligeras, medias y pesadas.
  • Curso de infiltración a gran altura con empleo de oxígeno (HALO-HAHO).


Ejercicios:
  •  Jornada de Instrucción Continuada: de aproximadamente 30 horas de duración con la finalidad de realizar una exigente e intensiva instrucción en todos los puestos tácticos.
  • Ejercicios Alfa: de cuatro días de duración que sirven para completar la instrucción de pelotón y sección a la vez que se realiza la integración de las diferentes unidades de una Compañía/Batería/Escuadrón.
  • Ejercicios Beta:  de duración variable donde las unidades tipo Bandera/Grupo coordina la preparación alcanzada por las unidades tipo Cía. y las integra en un todo como Unidad, alcanzando de esta forma la capacidad táctica necesaria para el cumplimiento de las misiones encomendadas.
  • Ejercicios bilaterales: de cooperación con unidades paracaidistas de otros países que sirven para el intercambio de conocimientos, técnicas y experiencias.
  • Ejercicios específicos: además de los anteriormente reseñados, la BRIPAC realiza ejercicios específicos como pueden ser los ejercicios «Listed Paratrooper» que pone a prueba la capacidad de la BRIPAC para el despliegue de su Grupo Táctico Paracaidista en el desarrollo de una operación de evacuación de no combatientes; «Lone Paratrooper» para el adiestramiento de su personal en la infiltración HALO-HAHO y que por su elevado nivel cuenta con la participación de unidades paracaidistas del Ejército de Aire, la Armada y Policía Nacional junto a países aliados. «Long Precisión» para la instrucción de los tiradores de precisión y al que asisten tiradores de precisión de muchas unidades del ET, de la Armada y del Ejército del Aire, Guardia Real, Guardia Civil, Policía Nacional y equipos de países aliados.

Cuartel General

El Cuartel General tiene la misión de ejercer el mando, empleo e instrucción y preparación de la BRIPAC y empleo de las unidades que la componen, constituyen una organización apta para ser utilizada en la estructura de mando operativo que en cada momento se precise. Debidamente reforzado, pueden constituir el elemento de mando de una organización operativa de nivel Brigada de carácter nacional o multinacional. El Cuartel General de la BRIPAC se articulan en: Estado Mayor, Sección de Asuntos Económicos -Oficina de Comunicación.

Batallón de Cuartel General (BON CG BRIPAC)

El Batallón de Cuartel General se crea el 21 de Marzo de 1997, por Instrucción General 5/97 EME de Adaptaciones Orgánicas. Integrando las Compañías de: Cuartel General (como Cía. de PLM y Svs.), Defensa Contra Carro y Transmisiones, así como las Unidades de Inteligencia y Unidad de Patrullas de Reconocimiento en Profundidad, que hasta la fecha eran independientes. Hasta la organización actual se han producido cambios, siendo los más significativos: Septiembre de 1997 la segregación de la Compañía de Plana Mayor y Servicios en Compañía de Plana Mayor y Compañía de Servicios separadas. Noviembre de 1998, la integración de la Banda de Guerra que hasta la fecha estaba encuadrada en la Unidad de Servicios de la Base Primo de Rivera. En 2004 la Unidad de Inteligencia pasa a denominarse Compañía de Inteligencia y se crea la Compañía de Defensa Nuclear, Bacteriológica y Química. La Compañía de Transmisiones sufre en 2007 la segregación del Batallón de Cuartel General para ser integrada de nuevo en 2012. En junio de 2009: la segregación de la Sección de Policía Militar de la Compañía de Plana Mayor, para constituirse en unidad independiente dentro del Batallón de Cuartel General; la integración de las Compañías de Plana Mayor y Compañías de Servicios en la nueva Compañía de Cuartel General; y el cambio de denominación de la Unidad de Patrullas de Reconocimiento a Profundidad en Compañía de Reconocimiento Avanzado. El Batallón de Cuartel General es Unidad escuela para el resto de Unidades de la BRIPAC en materias como: tiradores de precisión, transmisiones, defensa contra carro, inteligencia, Defensa Nuclear, Bacteriológica y Química y control de masas; siéndolo también en materia de tiradores de precisión y adiestramiento en medios de inteligencia aéreos no tripulados para las Unidades de Fuerzas Ligeras. El Batallón de Cuartel General ha participado en las distintas misiones que se han desarrollado en Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Líbano, Afganistán y Mali. La misión del Batallón de Cuartel General es proporcionarle al General Jefe de la Brigada Paracaidista todos los elementos necesarios para ejercer el mando y control de la Brigada, así como los apoyos de combate necesarios para su maniobra, en cualquier escenario y en cualquier situación. Es una unidad muy heterogénea porque encuadra Unidades tan diferentes como la Compañía de Cuartel General, la Compañía de Transmisiones, la Compañía de Defensa Contracarro, la Compañía de Reconocimiento Avanzado, la Compañía de Inteligencia y la Compañía de Defensa Nuclear, Química y Bacteriológica, o la Sección de Policía Militar y la Banda de Guerra. En cualquiera de estas Unidades se desarrollan una amplia gama de actividades, desde las administrativas y logísticas imprescindibles para la vida y funcionamiento de las propias unidades, a otras muchas que pueden abarcar la instalación de los puestos de mando de la Brigada Paracaidista; la infiltración por lanzamiento paracaidista a alta cota de una patrulla de reconocimiento; el empleo de sistemas de misil contracarro de última generación; la obtención de inteligencia con medios como aviones no tripulados, sensores y cámaras con todo tipo de visión; el empleo de telecomunicaciones de alcance global; el reconocimiento en ambientes contaminados química, radiológica o nuclearmente; los cometidos propios de la policía militar; o la actuación de la Banda. Para poder afrontar estas tareas sólo se necesitan dos cualidades iniciales: voluntad y espíritu de sacrificio para superar los necesarios y demandantes programas de instrucción y adiestramiento. Aunque el Batallón es una unidad singular dentro de la Brigada, tiene un denominador común con el resto de las Unidades y es “el espíritu, estilo y tradición paracaidista” que, basado en el salto, es heredado de cuantos nos antecedieron y factor de cohesión imprescindible para el éxito en el cumplimiento de la misión.

Compañía de Transmisiones Paracaidista (CIATRANSPAC VI)

Es responsable de las transmisiones necesarias tanto para la ejecución de las órdenes establecidas por el Cuartel General como para la comunicación entre las diferentes unidades de la Brigada.Creada en 1956 como Sección de Transmisiones, un año después participó en la Guerra de Ifni. En 1966, con el establecimiento de la BRIPAC, pasó a ser Compañía de Transmisiones en el seno del Batallón Mixto de Ingenieros Paracaidista hasta 1996, año en el que se integró en el Batallón de Cuartel General. Ha prestado servicios en el Kurdistán iraquí (1991), Bosnia-Herzegovina (1992-1994, 1996, 1999 y 2003), Kósovo (2002), Líbano (2007 y 2010) y Afganistán (2006, 2007, 2008 y 2010).

Regimiento de Infantería n.º 4 «Nápoles» de Paracaidistas

Con la profunda reorganización adoptada por el Ejército de Tierra, la BRIPAC sufre una profunda transformación en su orgánica. La primera de ellas es la creación en Paracuellos de Jarama, del Regimiento «Nápoles» n.º 4 de Paracaidistas, donde se integran las banderas «Roger de Flor» I/4 y «Roger de Lauria» II/4.El Regimiento de Infantería «Nápoles» n.º 4 de Paracaidistas se crea el 1 de enero de 2016 en aplicación de la normativa de transformación del Ejército de Tierra. El 23 de febrero de 2016, durante el acto de celebración del 50.º Aniversario de la Creación de la Brigada Paracaidista (y LXIII Aniversario de la Creación de las Fuerzas Paracaidistas del Ejército de Tierra), presidido por el General Jefe de Estado Mayor del Ejército, Jaime Domínguez Buj, toma el mando del mismo su primer Jefe, el coronel Francisco Javier Romero Marí, quien recibió de manos del JEME el nuevo Guion de la Unidad.Desde los orígenes de los ejércitos regulares españoles, allá por el siglo XIII, antecesores de las “Guardias Viejas de Castilla” y de nuestros gloriosos “Tercios”, las estructuras de las unidades militares han estado sujetas a numerosos cambios y transformaciones en una búsqueda constante por adaptar las mismas a las situaciones que cada momento de la historia les ha exigido afrontar; esta búsqueda se mantiene plenamente vigente en nuestros días.Como consecuencia del plan de transición de la estructura de la Fuerza del Ejército de Tierra, el 1 de enero de 2016 se constituye el Regimiento de Infantería “Nápoles” nº 4 de Paracaidistas, quedando encuadrado en la Brigada Paracaidista. Con esa misma fecha las Banderas “Roger de Flor” y “Roger de Lauria”, I y II de Paracaidistas, pasan a depender orgánicamente del Regimiento junto a una recién creada Plana Mayor de Mando siendo su primer jefe, coronel de Infantería D. Francisco Javier Romero Marí.El nuevo regimiento hereda el nombre de una de las unidades más antiguas del Ejército español: el Tercio Nuevo de Nápoles, fundado en 1566 y que tras casi 400 años y diversas denominaciones, fue disuelto en 1965. Además, también hereda la juventud y el intenso bagaje de las Banderas Paracaidistas “Roger de Flor” y “Roger de Lauria”.En estos pocos años, la Bandera «Roger de Flor» I/4 ha desplegado en Líbano en 2016 (Libre Hidalgo XXV) y la Bandera «Roger de Lauria» en Iraq en 2018 (A/I VIII).La Unidad, ubicada en la Base “Príncipe” en Paracuellos de Jarama, está a pleno rendimiento con la premisa básica de potenciar la preparación y operatividad de las banderas; las cuales miran al futuro con mucha ilusión y ganas de hacer para afrontar con éxito aquellos retos y misiones que el mando tenga a bien encomendarle sobre la base del espíritu expedicionario y la permanente alta disponibilidad de la Brigada Paracaidista.

I Bandera “Roger de Flor”

La 1ª Bandera de Infantería Paracaidista del Ejército de Tierra fue creada el 17 de octubre de 1953, siendo destinado para su mando el día 8 de diciembre del mismo año al entonces comandante Tomás Pallás Sierra. Esta primera unidad tomó el nombre de un famoso caudillo almogávar «Roger de Flor» que estuvo al servicio de la Corona de Aragón en el siglo XIII.El 23 de febrero de 1954 se realiza el primer lanzamiento paracaidista en Alcantarilla (Murcia), siendo esta fecha considerada como el Aniversario Fundacional de la BRIPAC. La Bandera se instala en el Acuartelamiento Príncipe de Lepanto en Alcalá de Henares (Madrid), antiguo cuartel de Caballería. Actualmente, la I Bandera de Paracaidistas se aloja en la Base «Príncipe», en el término municipal de Paracuellos de Jarama (Madrid).

II Bandera “Roger de Lauria”

En el mes de junio de 1956 se constituye la Segunda Bandera, que recibe el nombre del famoso almirante «Roger de Lauria». Sus paracaidistas saltan por primera vez el 11 de junio bajo el mando del Comandante Ramón Soraluce Goñi.En enero de 1957 se traslada a Ifni, donde releva a la I Bandera. El 8 de mayo, el desgraciado accidente de un Junkers proporciona la ocasión a la heroica conducta del Cabo 1º Ángel Canales López quien, con grave riesgo de su vida, participa en el rescate de los supervivientes: es la primera Medalla Militar individual concedida a un paracaidista. El 24 de noviembre, cuando se dirige a socorrer el puesto de T`Zelata al-Isbua, la tercera Sección de la 7ª Compañía es atacada por sorpresa. Tras combatir heroicamente mueren el Cabo 1º Civera Comeche y los C.L.P. Aguirre y Matamoros. El 26 el teniente Antonio Ortiz de Zárate y el CLP Vicente Vila Pla, primer herido en combate, mueren heroicamente tras rechazar un asalto a la posición. Por su resistencia abnegada es concedida la Medalla Militar Individual al Teniente y al Sargento Moncada, y a la Sección, la Medalla Militar Colectiva. Sus hombres han participado –bajo la bandera de las Naciones Unidas– en la Operación de Mantenimiento de la Paz desarrollada en la antigua Yugoslavia (Agrupaciones «Málaga», «Canarias» y «Madrid») y una Compañía formó parte de la Agrupación «Alcalá» que operó en el norte de Irak (1991). Desde septiembre de 2001 hasta marzo de 2002, la II Bandera se desplaza a Kosovo bajo el mandato de la OTAN, formando KSPAGT-VI «ALMOGÁVARES» con la misión de hacer cumplir lo ordenado en la Resolución 1.244 de la ONU.

Regimiento de Infantería n.º 5 «Zaragoza»

Continuando con la reorganización de la BRIPAC, el 1 de julio se crea en Murcia, el Regimiento de Infantería «Zaragoza» n.º 5 en el que se integra la Bandera «Ortiz de Zárate» III/5, manteniendo todas las capacidades paracaidistas y de asalto aéreo características de esta Bandera.El Regimiento de Infantería «Zaragoza» n.º 5 de Paracaidistas se crea en aplicación de la normativa de transformación del Ejército de Tierra. El 5 de octubre de 2016, durante el acto de celebración del Aniversario de Creación de la Bandera «Ortiz de Zárate» III, presidido por el General Jefe de Estado Mayor del Ejército, Jaime Domínguez Buj, toma el mando del mismo su primer Jefe, el Coronel Luis Sánchez-Tembleque Letamendia, quien recibió de manos del JEME el nuevo Guion de la Unidad.El Regimiento ha iniciado en este año 2018 su participación en misiones internacionales al desplegar, en base a la III Bandera, la mayor parte del contingente EUTM Malí XIII que desde mayo a noviembre ha desplegado en labores de instrucción del ejército maliense y protección de la fuerza.El regimiento recibe uno de los nombres más tradicionales de las unidades del Ejército. Creado con el nombre de Tercio del Niño o de Lisboa ha participado en notables hechos de armas de la historia de España y aunque no hereda su historial, los paracaidistas que lo componen, conocedores de la gloria aportada por aquellos que lucharon bajo su nombre, no escatimarán su sangre para ser dignos portadores de tan glorioso nombre.

III Bandera Ortiz de Zárate

Sobre la base de 230 paracaidistas de la Primera Bandera (1ª y 2ª Cías.), se crea en julio de 1960, en Murcia, la Tercera Bandera. Toma el nombre de «Ortiz de Zárate», en honor y memoria del teniente caído en combate en la Guerra de Ifni. El 23 de septiembre realiza su primer lanzamiento desde avión bajo el mando del comandante Manuel Echanove Goñi, primer jefe de la Tercera Bandera. Desde septiembre de 1993 hasta abril de 1994, la Tercera Bandera forma el grueso de la Agrupación «Madrid», destacada por España en Bosnia-Herzegovina como parte de la Fuerza de Protección de la ONU (UNPROFOR). El 1 de enero de 2003, la III BPAC se traslada al acuartelamiento de Santa Bárbara, en Javalí Nuevo (Murcia).

Regimiento de Caballería n.º 8 «Lusitania»

Con la integración el 1 de enero de 2017, del Regimiento de Caballería «Lusitania» n.º 8, con más de 300 años de historia, se ha completado la reorganización de la BRIPAC a la nueva estructura del Ejército. Su Grupo de Caballería Ligero Acorazado «Sagunto» I/8, como nueva Unidad de Maniobra, aporta nuevas capacidades a la Brigada, convirtiéndola en una Unidad más potente.

Grupo de Artillería de Campaña Paracaidista (GACAPAC)

Al transformarse la Agrupación de Banderas Paracaidistas en Brigada, se crea el Grupo de Artillería (25 de marzo de 1966). Su fundador es el Comandante D. Pío Martínez Lorenzo. Se le dotó con obuses OTTO MELARA 105/14, efectuándose el primer disparo el 30 de diciembre de 1966. A partir de ese momento el Grupo apoya rápida y eficazmente a la BRIPAC en cuantas ocasiones, ejercicios y maniobras se han planteado. Otros hechos reseñables son el lanzamiento de una batería de obuses al completo de personal y material (Galia V, 1976) y la participación desde 1991 de una Batería en la AMF. (OTAN) En abril de 1992 se reciben 12 puestos de tiro de misil MISTRAL, y se forma la primera unidad de Artillería Antiaérea de la Brigada. Finalmente, en enero de 1996, se comienza a recibir el cañón británico L-118/L-119 «Light Gun», material más moderno y de mayor alcance. El Grupo de Artillería Paracaidista ha participado aportando personal a todas las misiones exteriores en que ha participado la BRIPAC, desde la operación A/ K, en el Kurdistán iraquí, hasta Afganistán, pasando por las diferentes misiones en Bosnia y Herzegovina, Kosovo y Líbano.Con la transformación de la BRIPAC en Brigada Orgánica Polivalente, el GACAPC pasa a contar con dos baterías de obuses 155/52 y una sola batería de obuses 105/37 Light Gun, con seis obuses por batería.4​:28-29

Batallón de Zapadores Paracaidistas VI (BZPAC VI)

En sus más de cincuenta años de historia, el Batallón de Zapadores Paracaidista VI atesora ya un amplio bagaje imposible de resumir, pero sí se pueden citar algunos hechos que por una razón u otra significaron hitos en la andadura del mismo. -Nuestro origen: La Sección de Transmisiones del Exterior En 1957 se crea la Sección de Transmisiones Exterior de la Agrupación de Banderas Paracaidistas del Ejército de Tierra, embrión del futuro Batallón Mixto de Ingenieros Paracaidistas. Junto con la I Bandera se traslada a Ifni donde participará proporcionando el enlace en todas las operaciones de guerra. El 19 de febrero de 1958, parte de su personal participa en el segundo lanzamiento de paracaidistas en acción de guerra; con sus medios apoyaron la primera oleada sobre Erkunt. Meses después de concluir la guerra se trasladan al Acuartelamiento de La Isleta en Las Palmas de Gran Canaria.En 1959 regresan a Alcalá de Henares junto a la Plana Mayor de la Agrupación de Banderas Paracaidistas. Al año siguiente comienza la «danza de relevos» y una parte de la Sección es agregada a la II Bandera, regresando a las Palmas de Gran Canaria.En 1961 con motivo del «Conflicto de los petrolitos» la Sección vuelve a la plaza africana de El Aaiún, donde además de misiones propias de Transmisiones, se realizan otras más propias de Zapadores (castrametación, aguadas, etc.) -La creación del Batallón El 15 de febrero de 1966, se crea el Batallón Mixto de Ingenieros Paracaidista con una Plana Mayor de Mando reducida y dos compañías, una de Zapadores y otra de Transmisiones.En 1981 el Batallón se traslada desde el Cuartel del «Príncipe» a su nueva ubicación en la Base «Primo de Rivera», también en Alcalá de Henares. -El inicio de las misiones internacionales En 1991 una sección de zapadores y otra de transmisiones se integran en la Agrupación Táctica «Alcalá» para realizar la Operación Alfa/Kilo (ayuda al pueblo kurdo). Primera misión del Ejército con una fuerza internacional fuera de nuestras fronteras desde hacía décadas. En 1992 la Compañía de Zapadores y una sección de transmisiones se integran con la Agrupación «Málaga» que forma parte de UNPROFOR (Fuerza de Protección de Naciones Unidas) en la guerra de Yugoslavia. Es la primera vez que actuamos como «cascos azules» de Naciones Unidas. En abril del año siguiente este personal es relevado por el que se integra la Agrupación «Canarias» y en septiembre de ese mismo año por el de la Agrupación «Madrid», que permanecerá en Bosnia y Herzegovina hasta abril de 1994. Durante la realización de una de esas misiones, el 19 de junio de 1993, cae al río Neretva un Vehículo de Combate de Zapadores (VCZ) ahogándose el Sgto. José Antonio Delgado Fernández y los CLP Samuel Aguilar Giménez, Isaac Piñero Varela y Agustín Maté Costa. -Disolución del Batallón de Ingenieros Paracaidista y creación de la Unidad de Zapadores Paracaidista 6 Tras la participación de mayo a diciembre de 1996 en una nueva misión en la ex-Yugoslavia integrados en el contingente SPABRI II, dentro de la Fuerza de Implementación (IFOR) de la OTAN, el 1 de enero de 1997 se crea la Unidad de Zapadores Paracaidista 6 (UZAPAC), continuadora y heredera del anterior Batallón en sus diversas épocas. La creación de la nueva Unidad es consecuencia de la separación del Arma de Ingenieros en Zapadores y Transmisiones, y desaparición de los Batallones Mixtos, transformándose la Compañía de Zapadores en Unidad de Zapadores independiente, e integrándose la Compañía de Transmisiones en el Batallón de Cuartel General. En 1999 se retorna de nuevo a los Balcanes, dentro del contingente SPABRI X. Gran parte de los trabajos y actividades se centraron en la frontera de Montenegro y coincidieron en el tiempo con la campaña aérea de la OTAN en Serbia y Montenegro. Tuvo gran repercusión internacional el levantamiento por parte de los desactivadores españoles de una gran «mina» en Ivanica, que con cientos de Kg. de explosivo y municiones cortaba la carretera entre Trevinje, en Serbia y Dubrovnik en Croacia desde el comienzo de la guerra en Yugoslavia. Tras el regreso de Bosnia y Herzegovina, se parte de nuevo hacia un nuevo escenario, esta vez en Kosovo. De enero a mayo de 2000, la Compañía de Zapadores constituye la KUING II y se integra en un Regimiento Italiano de la KFOR (Fuerza de la OTAN para Kosovo). De las numerosas misiones realizadas destacó el desminado de la frontera de Kosovo con Albania, intensamente minada por el ejército yugoslavo. De septiembre de 2001 hasta marzo de 2002 se retorna nuevamente a Kosovo para constituir la KUING VI. -Nuevos escenarios De agosto a noviembre de 2004 la Unidad participa por primera vez en una misión en Afganistán. Un capitán con una sección de zapadores, reforzada con un equipo de desactivación de explosivos se integran en el contingente español de ISAF. Entre las misiones realizadas destaca la limpieza de municiones y minas del aeropuerto de Mazar-e-Sharif, la limpieza de campos de minas en Tokzar e importantes trabajos de fortificación y castrametación. Desde noviembre de 2005 hasta enero de 2006, tras un acuerdo entre la OTAN y el gobierno paquistaní, personal de la Unidad (dos oficiales, tres suboficiales y treinta y ocho de tropa) encuadrado en la Unidad de Ingenieros del Componente Terrestre de la NRF-5, es enviado a Paquistán para auxiliar a la población afectada tras la devastación causada por el terremoto que había tenido lugar el 8 de octubre. Destacaron los trabajos de desescombro y la construcción de un colegio masculino y un centro rural en la ciudad de Arja. De junio a octubre de 2006, un capitán (JEGEDE), dos suboficiales (operadores EOD) y cuatro de tropa (un especialista EOR y tres auxiliares) constituyeron el GEDE del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) en la provincia de Badghis (Afganistán). Además también participó un cabo 1.º con las Patrullas de Reconocimiento en Profundidad de la Agrupación ASPFOR XIV. De nuevo «cascos azules». En la Operación «Libre Hidalgo II», de marzo a julio de 2007 setenta y cuatro miembros de nuestra Unidad constituyeron la Unidad de Ingenieros de la Brigada Multinacional Este (UNIFIL) desplegada en El Líbano entre la frontera israelí y el rio Litani. Se concentran en la Base española «Miguel de Cervantes», en las cercanías del pueblo de Marjayoun. Se realizaron trabajos de Ingenieros y EOD en beneficio de la Brigada Este, que además de las tropas españolas, encuadra otras de Nepal, India, Indonesia, Malasia, Polonia y China.-Un nuevo traslado. Creación del Batallón de Zapadores Paracaidista VI En el mes de octubre de 2007 se hace efectivo el traslado de la Unidad desde la Base «Primo de Rivera» a la Base «Príncipe», en Paracuellos de Jarama (Madrid). En 2008 personal de la Unidad retorna de nuevo a Afganistán integrado en el contingente ASPFOR XX; de julio a noviembre, tres suboficiales y cuatro de tropa constituyeron los equipos de desactivación de explosivos de la PRT en Qala-i-Naw y la QRF de ISAF en Herat. Realizaron misiones EOD en un ambiente en que los combates con la insurgencia fueron numerosos. El 1 de enero de 2010, en cumplimiento de la resolución 562/19832/09, publicada en el BOD núm. 249 de 23 de diciembre y en virtud de lo establecido en la NG 04/09 «Adaptaciones Orgánicas del ET para el año 2009» de desarrollo de la Resolución Comunicada n.º 02/09, dictada en aplicación de las atribuciones que confiere al general de Ejército JEME, la Unidad de Zapadores Paracaidista VI, se convierte en Batallón de Zapadores Ligero VI. De abril a agosto de 2010 noventa y un miembros del nuevo Batallón regresan al Líbano participando en el XI Contingente de la Operación «Libre Hidalgo XI» constituyendo la Unidad de Ingenieros de UNIFIL. Ese mismo año, pero de julio a noviembre, se constituye la UING de la Agrupación Táctica con ASPFOR XXVI, realizando tareas de ingenieros y EOD en el mismo ambiente de combates generalizados contra la insurgencia que en la anterior intervención del año 2008. De abril a noviembre de 2012, el Teniente Coronel Jefe del Batallón y quince miembros más del mismo, junto con agregados de otras unidades de la BRIPAC, constituyen la OMLT HQ 3/207 – IV; el grueso se ubicó en la Base de Apoyo Provincial (PSB) «Gonzalo Ruy de Clavijo» de Qala-i-Naw desde donde realizó labores de mentorización a la Brigada 3/207 del Ejército afgano, aunque algunos de ellos se desplazaron temporalmente a los diversos Puestos Avanzados de Combate (COP) y otros lugares para el cumplimiento de las operaciones en que intervinieron, entre otras: «North Tour» I, II y III, «Villares», etc. Durante esta misión muere de un infarto cuando se dirigía a mentorizar al suboficial mayor de la Brigada Afgana, el suboficial mayor Juan Manuel Medina Álvarez. De junio a noviembre de ese mismo año, se constituyó la Unidad de Ingenieros de la Agrupación Táctica de ASPFOR XXXI. El trabajo intenso y buen hacer de la Unidad se vieron recompensados con la concesión de una Cruz al Mérito Militar con distintivo rojo, una Citación en la Orden que lleva aparejada el Valor Reconocido y cinco acreditaciones de participación en un «Hecho de Armas». De julio a diciembre de 2013, un suboficial y siete militares de tropa, se integran, como especialistas en reconocimiento de municiones y artefactos no explosionados (EOR), conductores y tiradores, en la Compañía de Protección de la Operación EUTM MALI II (European Union Trainig Mission) para Mali; operación mediante la que la Unión Europea está contribuyendo al entrenamiento de las Fuerzas Armadas malienses. En 2014 otra vez se vuelve a Mali. De de mayo a noviembre, un Sgto. y dos cabos constituyen el Equipo EOR de la Compañía de Protección de EUTM Mali IV. Del 16 de julio al 15 de diciembre de 2015 se participó en la Operación de Apoyo a Irak (A/I-II) constituyendo una mínima JING y una UZAP encuadrada en la Unidad de Protección del BPC-II (Building Partnership Capacity). -Nueva denominación En cumplimiento de la Instrucción Comunicada n.º 01/2015 y de la Norma General 02/15, se publica en el BOD. Núm. 249 de 23/12/15 la resolución 562/17227/15 sobre Adaptaciones Orgánicas por la que desde el 1 de enero de 2016 el personal del Batallón de Zapadores Ligero VI pasa al Batallón de Zapadores VI. En 2016, año del 50º aniversario de la creación del Batallón, se vuelve por 3.ª vez al Líbano como Unidad de Ingenieros del XXV contingente de la operación «Libre Hidalgo» y en el 2018 se repite la participación en las operaciones de Apoyo a Irak (A/I VIII) y EUTM MALI XII. En 2019 el Batallón de Zapadores comienza el adiestramiento de una Compañía de Zapadores para ser integrado en el grupo táctico que forma parte de la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF) quedando a disposición de la OTAN para ser desplegado durante 2020. El año 2020 trae también nuevos despliegues. Desde junio la 1.ª Compañía de Zapadores, reforzada con un pelotón de máquinas y un equipo EOD integra la Unidad de Zapadores de XXXIII contingente de la operación «Libre Hidalgo». También a lo largo de 2020 el Batallón de Zapadores forma parte de una de las misiones más importantes a nivel nacional con la participación de la unidad en la operación «Balmis», llevada a cabo por la FAS en la lucha contra la pandemia ocasionada por la enfermedad Covid-19.

Grupo Logístico VI (GL VI)

En el año 1966, y mediante la Instrucción General 165/142 de 10 de agosto de 1965 que reorganiza el Ejército de Tierra, se crea la Brigada Paracaidista. Esta nueva, Brigada, cuenta con su Unidad de Apoyo Logístico, que pasa a denominarse Grupo Logístico Paracaidista, siendo su misión principal, entonces y ahora, la ejecución del apoyo logístico a las diversas unidades de la Brigada, su composición inicial fue: Unidad de Mando Plana Mayor y Transporte, compuesta por: Mando y Plana Mayor. Compañía de Transportes. Unidad de Sostenimiento, compuesta por: Unidad de Intendencia. Compañía de Sanidad. Unidad de Servicios de Material, compuesta por: Unidad de Automóviles. Destacamento de Artillería. Destacamento de Transmisiones. Destacamento de Zapadores. Compañía de Base Paracaidista.Destacar que, a diferencia del resto de los Grupos Logísticos de las Brigadas, el Paracaidista incluía la Compañía de Base Paracaidista, que había reunido las Secciones de Plegadores de las Banderas en una única Unidad. Durante el año 1966 se destina personal a esta nueva Unidad, tomando el mando de esta en marzo de dicho año, el teniente coronel José Julio Pavía Martín de Peralta, convirtiéndose así en el Primer Jefe del Grupo Logístico Paracaidista. En octubre de 1978, estando previsto el regreso de las Banderas destacadas fuera de la Península y la concentración de todas las Unidades integrantes de la Brigada Paracaidista en Alcalá de Henares, la Compañía Base, se transforma en Unidad de Base Paracaidista que, al mando de un comandante, recibe un gran incremento de funciones y misiones paracaidistas, creándose para ello la Compañía de Plegado de Paracaídas, la Compañía de Cargas y la Compañía de Plana Mayor y Servicios, que conformarán dicha Unidad. En el año 1988 y de acuerdo con la IG 4/88 del Estado Mayor del Ejército, y como aplicación del Plan Meta, el Grupo Logístico Paracaidista sufre una nueva reorganización, adaptándose así, con una nueva orgánica, a las actuales FuncionesLogísticas, quedando organizada la Unidad con: Elementos de Mando. Elementos de abastecimiento. Elementos de Mantenimiento. Equipos de Asistencia Sanitaria. Elementos de Transporte. Equipo de Personal. Al Grupo Logístico Paracaidista le fue segregada la Unidad de Base Paracaidista, pasando a ser Unidad independiente dentro de la Brigada Paracaidista, con el nombre de Grupo de Lanzamiento y Preparación de Cargas Paracaidista, cambiando luego a Grupo de Lanzamiento y Aerotransporte. Esta Unidad, con motivo de las Adaptaciones Orgánicas realizadas en el Ejército durante el año 2008, fue convertida en Grupo de Apoyo a la Proyección, pasando a depender de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 11, segregándose de ella los elementos de Lanzamiento de Personal, que se incorporaron a la orgánica del Grupo Logístico Paracaidista, volviendo así a sus orígenes después de veinte años. En 2012 el elemento de lanzamiento de personal es reforzada con capacidades de lanzamientos de cargas pesadas. De esta forma se recupera la capacidad de este tipo de lanzamientos, de vital importancia para el abastecimiento del resto de Unidades de nuestra Brigada. Además de su trabajo en el apoyo a las unidades paracaidistas, hay que destacar la participación, en las Unidades de Apoyo Logístico constituidas para apoyar a las agrupaciones tácticas que se han constituido con motivo de la participación de la Brigada Paracaidista en las operaciones de ayuda humanitaria fuera del territorio nacional. Año 1991, operación internacional «Provide Comfort», Agrupación Táctica «Alcalá», operación «Alfa Kilo» de ayuda al pueblo kurdo en Kurdistán. UNPROFOR, en la operación Alfa Bravo de ayuda humanitaria a Bosnia-Hercegovina con las Agrupación Táctica «Málaga», (1992 – 1993), Agrupación Táctica «Madrid”(1993- 1994) y con SPAGT-XX, dentro de las Fuerzas de Estabilización (2003). IFOR, como fuerza de mantenimiento de los acuerdos de paz alcanzados en Bosnia-Herzegovina, en SPABRI-II «Almogávares», (1996), y SPABRI-X (1999), KFOR, en la operación «Joint Guardian» en Kosovo en KSPABRI-II, (2000), KSPAGT-VI, dentro de la operación «Consistent Effort»(2001- 2002). MOZAMBIQUE, febrero del año 2000, realizando misiones de ayuda humanitaria y apoyo a la reconstrucción y recuperación de las infraestructuras dañadas tras las inundaciones que anegaron gran parte de ese país. ISAF, en la Operación «Reconstrucción de Afganistán» (2004), OMLT IV (2008) y OMLT VII (2010), y Operación «Reconstrucción de Afganistán» (2010), UNIFIL, Operación «Libre Hidalgo» XI en el Líbano (2010). Operación «Reconstrucción de Afganistán» ULOG XXXI (2012). Operación Ayuda a Iraq, ULOG A/I II (2015). UNIFIL, Operación «Libre Hidalgo» XI en el Líbano (2016). También en operaciones de ayuda y cooperación en Territorio Nacional, y de apoyo a instituciones civiles, el personal del Grupo Logístico Paracaidista ha participado activamente en extinción de incendios forestales, en limpieza y apoyo tras inundaciones, accidentes etc. Es significativo el trabajo realizado por su personal, en el año 2002, junto con la Brigada Paracaidista, en la «Operación Prestige» participando en la limpieza de las playas de Galicia, retirando de las mismas el llamado «chapapote». Parecía difícil, que, con un grupo de Unidades tan heterogéneas, llegar a constituir una Unidad. Pero la categoría de los mandos y tropa que ha tenido desde su creación han ido formando no solo buenas Unidades, sino un BLOQUE LOGISTICO de identidad propia que sirve a las unidades de la Brigada sin desmerecer de las mismas en el ESPIRITU PARACAIDISTA. Así la historia del Grupo durante estos casi cincuenta años ha sido la misma que la Brigada que le acoge. Con ella, y para ella, ha participado en cuantas misiones, maniobras y ejercicios se celebran, actuando en unas como Grupo y en otras destacando a sus Unidades o parte de ellas, pues, allá donde llega un paracaidista de la Brigada siempre existe un soporte logístico que le apoya. Desgraciadamente esta Unidad también ha contribuido, con alguno de sus componentes, a escribir la lista de los caídos en acto de servicio de la Brigada Paracaidista, así como la de los caídos en acción paracaidista. Mucho se ha hecho, pero más y más queda por hacer. Por ello el Grupo Logístico no puede detener su trabajo; sabe bien que su Brigada, como tal, sólo puede alcanzar las más altas cotas de efectividad si no le falta ese sufrido paracaidista o soldado que de forma permanente y silenciosa le apoya.